Cargando
Utilizamos 'cookies' propias y de terceros para mejorar nuestros servicios   Más información.
Cerrar


Los pueblos más bonitos y con más encanto cerca de Zaragoza



Zaragoza siempre despierta el interés de los viajeros por su extensa oferta de turismo cultural, religioso, de incentivos, entre otros. Pero otro de sus atractivos son los múltiples pueblos bonitos que alberga la provincia y sus alrededores, ya que en ellos podrás conocer el patrimonio que los musulmanes, judíos, romanos y cristianos no es heredaron. ¡Descúbrelas!



  • A 123 kilómetros de Zaragoza y 652 metros de altitud se encuentra el pueblo de Sos del Rey Católico, que pertenece a la Comarca de las Cinco Villas y predomina sobre un espolón desde el que es posible contemplar una amplia vegetación y vaguadas. Además, la localidad está amurallada en toda su periferia.

    Detrás sus elevados muros imperan elementos que se conjugan para crear un agradable monumento, como  sus aleros, casas de piedra, portadas con escudos y dovelas, ventanas renacentistas y góticas, así como sus estrechas calles de antiguo empedrado.

    Esta localidad que fue declarada Conjunto Histórico Artístico, se convirtió - desde el siglo X - en un importante enclave defensivo, y formó parte de la línea de castillos pamploneses, además fue integrada a  Aragón alrededor del año 1100.



    ¿Qué ver?

    Entre los atractivos de interés turísticos de este pueblo destaca la Plaza Mayor, donde hallarás la lonja o mercado, dos palacios y un porche en tres planos que alterna arcos de medio punto con los ojivales. También podrás encontrar el Ayuntamiento de finales del siglo XVI y el Colegio Isidoro Gil de Jaz, un recinto en el que se imparte enseñanzas desde la segunda mitad del siglo XVIII.

    Subiendo por la calle que está entre el Colegio y el Ayuntamiento se encuentra a la derecha la Lonja Medieval de construcción románica, que posee un pozo de piedra y arcos apuntados,  además es un espacio que acoge el festival Luna Lunera.

    En este pueblo hay varios templos de gran importancia turística, entre las que resaltan la Iglesia San Esteban, ubicado en lo alto de la localidad, la Iglesia de Santa María del Perdón, a la que se entra desde el interior o a través de un corredor abovedado desde la calle. También está la Iglesia de San Martín de Tours, construida en el siglo XIV y que formaba parte de la capilla privada del Palacio de Sada, además está ubicada en un promontorio rocoso en el área meridional de la villa.

    Otro sitio de interés es el Palacio Español de Niño, el cual podrás hallar junto a la mitad de la calle Mayor. Siguiendo el recorrido te toparás con la Ermita de Santa Lucía, que posee un estilo románico cisterciense.

    El pueblo aún conserva gran parte del cinturón amurallado, integrado por sus torres y sus puertas fortificadas que le proporcionan un aspecto medieval. Y circundando la localidad, es posible observar los lienzos de la muralla que se han mantenido durante el curso del tiempo, además de sus casas adosadas, sus torreones y sus siete portadas de acceso, el portal de la Reina, el portal de Zaragoza,  de Sangüesa, de Jaca, de Poniente, de un Uncastillo y el de Poniente.

    Finalmente, una visita obligada en este pueblo es el Parador de Turismo de Sos del Rey Católico, edificio ubicado en la punta norte del espolón que no posee mucha antigüedad, pero es un atractivo realmente encantador.



  • El pueblo de Calatayud está ubicado a 86 kilómetros de distancia de Zaragoza y  pertenece a la Comarca de Calatayud. Se trata de una región repleta de mucha historia y alberga diferentes sitios de interés para pasar un fin de semana de maravilla.

    Desde que esta localidad fue instaurada durante la época árabe y en gran parte de la Edad Media, Calatayud fue un polo cultural de mucha relevancia, donde tres grandes civilizaciones, la cristiana, la mora y la judía, coexistían en paz.

    Si se transita -actualmente- por la calles del centro antiguo de Calatayud podrás contemplar en sus placas distintos símbolos dependiendo del área en el que te encuentres. De esta manera notarás que las placas de la morería poseen una luna menguante, las del barrio cristiano una cruz, y las de judería una estrella de David.



    ¿Qué ver?

    El principal atractivo de este pueblo radica en las torres de sus iglesias mudéjares, protobarrocas y renacentistas.

    Por ello, se tiene que hacer mención especial a la iglesia de San Andrés y la Colegiata de Santa María la Mayor, levantada sobre lo que fue la mezquita mayor de la localidad y hoy en día es Patrimonio de la Humanidad declarado por la UNESCO, tras ser un ejemplo espectacular de arte mudéjar aragonés. Es importante destacar que la fachada de este templo exhibe un excelente conjunto escultórico renacentista efectuado en alabastro.

    Si subes a la parte alta de la población, podrás descubrir los barrios de la judería y morería, los cuales no ofrecen monumentos específicos, pero son lugares muy agradables para hacer un recorrido, ya que te deleitarás con casas que crean una sensación de que se apelotonan en las laderas de las colinas fortificadas, así como también conocerás las calles estrechas que se escurren buscando el Castillo de Ayub.

    Al llegar a la cima de la montaña disfrutarás de una experiencia única, tras encontrarte con el Castillo Mayor, de Ayud o Ayubb, fortaleza que le confiere el nombre al pueblo, además es el mejor conservado de los cinco castillos que imperaron en la localidad, aunque actualmente están en ruinas.

    El recinto amurallado que rige el castillo brinda la oportunidad de subir a algunas de sus torres para apreciar una panorámica maravillosa de Calatayud y toda la zona circundante.



  • Uncastillo es un bonito pueblo que pertenece a la Comarca de las Cinco Villas y  se encuentra a 115 kilómetros de distancia de Zaragoza. Destaca por ser una localidad del prepirineo aragonés, que acoge una gama histórica artística de primera clase, que incluso fue declarada Histórico Artístico en el año 1966.

    Este municipio limita por el norte con Sos del Rey Católico, Isuerre, Petilla de Aragón y Lobera de Onsella, por el oeste con Biota y Luesia, mientras que por el sur con Sábada, Biota y Layana, y por el oeste con Castiliscar, Sos del Rey Católico y Sábada.



    ¿Qué ver?

    Dominando el pueblo, en la parte más elevada de la Peña Ayllón, podrás encontrar los restos de su Castillo, recinto amurallado donde aún se conserva la Torre del Homenaje, construida durante la segunda mitad del siglo XIII y, que hoy funciona como un museo, además es posible disfrutar del palacio edificado por órdenes de Pedro IV a mediados del siglo XIV, con torre contigua.

    Por otro lado, es importante hacer un recorrido por el casco urbano de Uncastillo, dado a que tiene un ambiente medieval, en el que resaltan una multitud de viviendas palaciegas, renacentistas y románicas, así como edificaciones típicas aragonesas, entre ellas: la Casa Consistorial, un maravillo edificio que data del siglo XV, el Palacio de Martín el Humano, el cual ostenta un estilo gótico y también es denominado como la Lonjeta, y por último, no te puedes perder la Lonja Medieval.

    Al caminar por sus inclinadas calles encontrarás una de sus reliquias arquitectónicas: la Iglesia de Santa María la Mayor, perteneciente a la primera mitad del siglo XII y que actualmente es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura románica. En este templo resaltan los capiteles de su ábside, su magnífica fachada, su torre fortaleza y su impresionante claustro gótico-renacentista elaborado a mitad del siglo XVI.

    La Iglesia de San Martín de Tours es una visita obligada tras estar de paseo por este pueblo. Se trata de un templo de orígenes románicos a pesar de que fue reconstruido en el siglo XVI y en hoy en día fue convertido en Centro de Interpretación del Arte Románico. La Iglesia de San Andrés, también es otro sitio de interés y fue construida por iniciativa del obispo Pedro del Frago y Garcés, además en su parte interior se conservan impresionantes pinturas murales del siglo XVI.

    De igual forma, es imperativo visitar la Iglesia de San Miguel, pues exhibe una arquitectura románica y su fachada fue vendida al Museo de Boston en 1915. Otro templo a visitar es la Iglesia de San Juan, que construida sobre una necrópolis medieval acoge pinturas murales de época románica, y por último, se encuentran la Iglesia de San Felices, en la que destacan las esculturas de sus dos portadas y alberga una cripta interesante, y los restos de  la Iglesia de San Lorenzo,  de origen templario.

    Sin embargo, un viajero no puede irse de Uncastillo sin disfrutar del Pozo del Hielo, situado a pie de carretera que dirige a Sos, y fue restaurado no hace mucho.  Cabe agregar, que esta localidad imperaban unas 55 ermitas, entre las que actualmente se pueden admirar: las ermitas de la Virgen de San Cristóbal y la de San Andrés, grandes ejemplares de la arquitectura popular de las Altas Cinco Villas.



  • Perteneciente a la Comarca de Tarazona y el Moncavo, este pueblo está situado a 85 kilómetros de Zaragoza, y comprende las entidades de población de Cunchillos, Tórtoles y Torres de Montecierzo. Se encuentra –exactamente- en el valle medio del Río Queiles, una encrucijada de sendas entre las comunidades autónomas de Castillo Léon, Navarra y La Rioja.

    Es importante mencionar que el municipio Turiaso convirtió a Tarazona en uno de los pueblos más simbólicos de Aragón, gracias a que en sus tierras se asentaron de forma sucesiva  comunidades visigodas, musulmanas, judías y cristianas.

    La expansión de la localidad hacia la vega del Queiles y la situación de frontera militar con Navarra y Castilla, definieron -desde tiempos medievales- su peculiar entramada urbano de suburbios elevados, callejas, caserones, pasadizos y arquillos.



    ¿Qué ver?

    Este bonito pueblo acoge un destacable grupo de edificaciones de gran valor patrimonial. Vale resaltar que su casco fue declarado conjunto histórico artístico en 1965, además Tarazona alberga una multitud de construcciones de carácter religioso.



  • Es un pueblo que refleja un pasado musulmán, especialmente en su barrio de la morería. Está ubicado a 56 kilómetros de Zaragoza y pertenece a la Comarca de Valdejalón. El casco urbano de esta localidad es dominado por las ruinas del antiguo Castillo de Al-Monastir, aunque la edificación que podrás apreciar actualmente concierne al siglo XIII, levantada por los Luna y se le hicieron reformas posteriores.



    ¿Qué ver?

    Uno de los monumentos que destaca en este pueblo es la Iglesia de la Anunciación de Nuestra Señora, una obra de arquitectura barroca que resalta por su gran mole, con una estructura metálica a modo de chapitel y coronada por la cúpula del crucero y su torre.

    Se recomienda acudir a la plaza de la iglesia donde está el antiguo mercado, que data de 1904, además podrás contemplar el edificio del número siete perteneciente a la segunda mitad del siglo XVIII. Mientras que en el número cuatro de la plaza de España también se asienta una edificación con alero de inicios del siglo XVII.

    Dentro del casco urbano de este pueblo se encuentra la ermita del Pilar, que representa una visita obligada, gracias a que es una obra de mampostería y ladrillo que alberga sorprendente tallas, entre las que se pueden mencionar las de Santa Rosa de Lima, pertenecientes al siglo XVI, y la de San Nicolás Tolentino, cuya historia se remonta a finales del XVIII.

    Otro sitio de interés es la Ermita del Calvario que fue edificada a comienzos del siglo XX en el Cerro del Calvario, y está asentada al lado del área de acampada y del recinto deportivo.

    Finalmente, puedes adentrarte en el camino a Cosuenda donde podrás apreciar todo un barrio de Bodegas que poseen lumbreras interesantes.



  • Para llegar a Caspe -desde Zaragoza- solo se tienen que recorrer 104 kilómetros, un pueblo que pertenece a la Comarca del Bajo Comarca del Bajo Aragón-Caspe.

     El patrimonio artístico de este pueblo refleja su historia, pues muestra un conjunto de pinturas rupestres en el Abrigo Plano del Tío Pulido, así como decenas de yacimientos desde la época Neolítica, y también se encuentra la Loma de los Brunos o el Cabezo de Monleón.



    ¿Qué ver?

    El Mausoleo de Miralpeix es uno de los sitios de interés principales del pueblo, pues es una estructura románica, protegida por las aguas del  Embalse de Mequinenza y otros yacimientos con tramos de villas y calzadas.

    Entre los vestigios que dejaron los romanos en Caspe, resalta la Ermita de Nuestra Señora de la Horta, que fue rescatada de las aguas del Mar de Aragón en 1973. Cerca de esta obra podrás apreciar la Fuerte de Salamanca, un fortín militar construido durante las Guerras Caslistas.

    Tierra gótica y de Ermitas

    Esta localidad se caracteriza por ser una tierra gótica, por lo que la Plaza de Santa María es su sitio de interés más interesante. Visitar la Colegiata de Santa María es indispensable, posee tres naves donde se pueden contemplar valiosas reliquias como el Cáliz del Compromiso, capillas barrocas o góticas como la de Veracruz.

    Además, junto a la Colegiata podrás admirar los restos del Castillo del Bailío, un recinto medieval donde se celebró el Compromiso de Caspe. Y recorriendo sus calles te toparás con múltiples Ermitas que se extienden a lo largo del pueblo, entre ellas:

    • La Ermita de Santa Quiteria, construida en 1968.
    • La Ermita de Montserrat, que fue destruida en la Guerra de la Independencia, pero se volvió a edificar en el siglo XIX.
    • La Ermita de la Magdalena de 1790, una de las más cercanas.
    • La Ermita de Balma, que se remonta 1843.
    • La Ermita de San Indalecio, obra que se encuentra en el barrio de La Muala y es el más singular y antiguo de Caspe, pues data del siglo XVII.

    Es importante mencionar que en la Plaza de España se sitúan otros sitios de interés como: la Casa Palacio Piazuelo Barberán, de arquitectura barroca renacentista del siglo XVII; una exposición de numismática bastante llamativa y el el Ayuntamiento con varios lienzos sobre el Compromiso de Caspe. En su costado opuesto podrás caminar bajo los Arcos del Toril.



  • Al pie de los roquedales de la sierra de Santo Domingo y a 100 kilómetros de Zaragoza se encuentra este impresionante pueblo, perteneciente a la Comarca de las Cinco Villas, y se asienta alrededor del maravilloso castillo del siglo XI. Además, se sitúa al margen izquierdo del río Arba



    ¿Qué ver?

    El principal atractivo de este pueblo que lo convierte en un lugar digno de visita, son sus casas populares y otras nobiliarias, así como el barrio judío que alberga. Además, dispone de dos monumentos importantes que reciben elogios de los viajeros: el castillo-fortaleza, edificado por el rey Sancho Ramírez y la iglesia parroquial de San Martín, perteneciente al siglo XVI.

    Sus fiestas tradicionales

    Uno de los puntos llamativos de Biel son sus fiestas tradicionales de carácter religioso, como:

    • El Domingo de Ramos: se realiza una procesión de vía crucis con dos hombres que llevan una  cruz, y que van haciendo paradas en las estaciones donde se canta y se reza.  
    • Viernes Santo: El luminero efectúa la subasta de los pasos, y se realiza la procesión del Santo Entierro con la presencia de los ‘caparruchos’, personas encapuchadas que mantienen el orden con una caña.
    • Romería de la Virgen de la Sierra: se hace un reparto del ‘pan de la Virgen’ y de las ‘tortas de mayo’, que son acompañas de moscatel en porrón.
    • Navidad: el 25 de diciembre se realiza la ‘misa pastorela’, donde se canta en compañía de unas cañas y la pandereta.


  • Es la capital de la comarca Campo de Daroca y está situado en la depresión del río Jiloca. Conocido como uno de los pueblos de mayor relevancia en la historia de Aragón, Daroca dispone de un privilegiado patrimonio artístico y monumental, por lo que caminar por sus calles es una experiencia memorable que te permitirá conocer algunos de los secretos que resguardan sus asombrosas murallas. 



    ¿Qué ver?

    Visitar las calles de este pueblo supone retornar a las épocas más sorprendentes de su pasado. Y es que al entrar a esta localidad, ya podrás contemplar su porte histórico, además  disfrutarás de sus maravillosos atractivos: 

    • El Templo de San Miguel: fue construido durante el siglo XII y alberga importantes pinturas góticas. Se usa como sala de conciertos y para llevar a cabo actos culturales.
    • Puerta alta: se trata del portal de la muralla que permitía ingresar desde la parte más alta del pueblo, junto a la carretera de Zaragoza. Su historia se remonta al siglo XVI, a pesar de que fue transformada en años posteriores.
    • Puerta baja: es la más monumental de la localidad y uno de sus símbolos más emblemáticos. Su construcción se inició en el siglo XIII y su apariencia almenada se le atribuyó a mediados del s. XV. Además, acoge en su interior el Centro de Estudios Darocenses.
    • El Castillo Mayor: fortaleza de origen árabe que formó un potente sistema defensivo con varios torreones.
    • El Templo de San Juan: su edificación de origen románico inició en piedra sillar durante el siglo XII y se culminó un siglo después por alarifes musulmanes en ladrillo, aunque se siguió su misma arquitectura.

    En definitiva, Daroca es un fantástico pueblo aragoneso para disfrutar sin prisas y hallar paulatinamente cada una de las reliquias que atesora.



  • Paseando por las viejas calles de la villa, declarada Conjunto Histórico- Artístico en 1965, disfrutaremos del calor de sus gentes y de la belleza de un entorno con claro sabor medieval. 
    Sus viejas calles, su castillo (S. XI - XVII), la muralla y sus puertas, la plaza Mayor, la iglesia de Santa Maria (S. XII), declarada Monumento Nacional, o las fachadas de casa Arnal (siglo XVI) y casa Bielsa ( siglo XVI-XVII), son un resumen pétreo de la idiosincrasia de una villa con fuerte personalidad y con un patrimonio cultural fascinante. 


    ¿Qué ver?

    Ayuntamiento de Ainsa-Sobrarbe - Plaza Mayor - 22330 - Ainsa - Huesca - España

    Oficina de Turismo Ainsa - Avda.Pirenaica,1 - 22330 Ainsa(Huesca) - Tfno.( 00 34) 974 500767



  • Alquézar (Alquezra en aragonés) es un municipio de la comarca Somontano de Barbastro, en la Provincia de Huesca, Comunidad Autónoma de Aragón, España. Está situado en la margen derecha del río Vero, en su último cañón, al pie de las sierras de Balcez y Olsón. Dista de Huesca 51 km.


    ¿Cómo llegar?

    Calle la Iglesia, 0, 22145 Radiquero, Huesca


Post relacionados


Chat Comentarios

Regístrate o inicia sesión para comentar, es 100% gratis